Los de Lidio Jiménez ganaron por 21-26 a un Helvetia Anaitasuna que no se rindió en ningún momento.

C.R.Massó

Una primera mitad en la que al equipo conquense le costó algo entrar en el choque, poniéndose por primera vez por delante en el marcador en el minuto 15 gracias a un gol de Dutra de siete metros que significaba el 6-7, una ventaja que se fue ampliando, llegando a la máxima al descanso con el 10-14 con un tanto de Hugo López. Una ventaja luchada y conseguida gracias a una gran defensa 6:0 y a las paradas de Leo Maciel, consiguiendo con ello dejar a Anaitasuna con solo 10 goles, cuatro de ellos de Krsmancic, que al igual que en el pasado domingo en El Sargal, fue el mejor de los suyos en los primeros minutos en ataque.

Un primer tiempo que tuvo poco desperdicio y donde entre otras cosas, la afición conquense con alrededor de 900 personas puso color a la Caja Mágica y a esta Copa del Rey, también se vivió un momento emocionante cuando saltó a pista Colo Vainstein, que el año pasado no pudo jugar esta final a ocho por una lesión y que aún no había jugado con la zamarra conquense ningún minuto en este 2020.

En la segunda parte siguieron dominando los conquenses, tan solo llegaron a ponerse a tres los navarros, aprovechando una buena defensa de 4:2, que al igual que hace unos días pusieron en aprietos a Cuenca, que con un gol de Natán y otro de Doldán rompieron esa dinámica y volvió la ventaja de cinco, teniendo que pedir tiempo muerto Aniz.

Cuenca sufría y se veía perjudicado por un arbitraje que compensaba por el electrónico, mientras la afición conquense vibraba y se iba sintiendo ganadora, algo que consiguió con sufrimiento, pero yendo siempre por delante en el superior y ahí el héroe fue Maciel, con un 47% de paradas, dando con ellas la victoria y siendo de todos los colores, incluso estuvo cerca de detener un siete metros que entró en última instancia. También estuvo muy acertado e incisivo Natán en ataque y Thiago con un gol que dio la victoria, así como el propio Vainstein en defensa, intensificando el nivel de la misma.

La clasificación fue para un Cuenca que este sábado a las 18:30 jugará ante Benidorm, que eliminó a Irún en un encuentro en el que fue superior y donde jugadores como Simonet o el portero Rodríguez junto a su gran defensa en el centro, hacen que el pase a la final no sea nada sencilla. Las gradas de la Caja Mágica se volverán a colmar de conquenses.

Ficha técnica
26 – Liberbank Cuenca: Leo Maciel; Thiago A. Ponciano (2), Moscariello (1), Lindbland, Esquericic (3), Sergio López (3), Manu Díaz (2); Suárez (3), Dutra (6 , 1p.), Vainstein, Doldán (3), Hugo López (3, 2p.), Taravilla.

21 – Helvetia Anaitasuna: Bols (Cancio); Semedo (3), Ugarte (2), Krsmancic (7, 3p.), Vaquer (2), Chocarro (1), Gastón; Izquierdo (1), Bazán, Da Silva, Galech (1), Fischer, Ganuza (4).

Marcador cada cinco minutos: 1-1, 3-4, 6-6, 8-7, 11-17, 14-10; 16-12, 17-14, 20-15, 21-18, 23-19, 26-21.

Árbitros: Raluy López y Sabroso Ramírez. Excluyeron a Lindblad, Esquericic, Dutra, Doldán y Vainstein por el Liberbank Cuenca, y a Krsmancic (dos veces) y Bazán por el Helvetia Anaitasuna.

Incidencias: Partido de los cuartos de final de la Copa del Rey. Caja Mágica de Madrid, 5.000 espectadores.

C.D. Balonmano Ciudad Encantada

Contacto

Teléfono

(+34) 969 239 050

Correo electrónico

cbmciudadencantada@gmail.com

Sitio web.

bmciudadencantada.club

Sede

Calle Sargal, 0, 16002 Cuenca

Google maps

Redes Sociales

Lo más visto